tricicle logo

castellano
català
english

Accés
Usuaris
Enregistrats

donde estoy? on estic?  »  canal Carles  »  

ARTICLES 'EL MUNDO'


Carles Sans - Articulos 'El Mundo'

Bio Carles Sans
Balls del Mon
Hotel Room

  11 Jul. 2019
  11 Jul. 2019
  20 Jun. 2019
  14 Jun. 2019
  30 May. 2019
  15 May. 2019
  15 Apr. 2019
  18 Mar. 2019
  28 Feb. 2019
  30 Nov. 1999

  26 Jun. 2020
  12 Jun. 2020
  13 Mar. 2020
  28 Feb. 2020
  14 Feb. 2020
  31 Jan. 2020
  17 Jan. 2020
  03 Jan. 2020
  20 Dec. 2019
  06 Dec. 2019

  07 Jul. 2020
  26 Jun. 2020
  03 Mar. 2020
  12 May. 2020
  26 May. 2020
  09 Jun. 2020
  01 Apr. 2020
  28 Apr. 2020
  17 Apr. 2020
  17 Mar. 2020



Carles Sans - Articulos 'El Mundo'


Rate this Article Clic aqui si
t'agrada això

259 Estrelles
Valoracion
Clic aqui per
deixar un comentari




Crnica argentina o un da en el polo   08 Nov. 2007

Ayer vi, por primera vez en mi vida y aquí, en Argentina, un partido de polo. En España un deporte desconocido para la mayoría, y reservado para unos pocos hombres prósperos, miembros de clubes selectos, como el nuestro de Barcelona. En Buenos Aires este deporte también es practicado por los ricos, pero de una manera mucho más extendida. Existe una tradición que hace del polo un encuentro social ineludible al que asiste lo mejor de la sociedad argentina.Fue en el Hurlingham Club, situado a unos cuarenta minutos de la Capital Federal, donde competían dos importantes equipos para la consecución del título. Como en este país todo lo que produce la naturaleza es bello, lo era hasta el aparcamiento donde se estacionaban los coches: una verde y tupida pradera servía para dejar los vehículos, que, puestos allí, parecían más bellos de lo que realmente eran, tarea harta difícil en Buenos Aires, donde el parque móvil es más bien antiguo, por no decir arcaico. Hablando de coches, les comentaré que existe un fenómeno curioso por el cual aquellas personas que tienen un nivel de vida alto no acostumbran a exhibirse con vehículos costosos; la desigualdad social no aconseja hacer ostentaciones, y el coche es de las primeras cosas de las que se prescinde. Esto no quiere decir que no se vean buenos coches, los hay, y bien blindados.Una vez entré en el recinto, me ubiqué en la grada principal desde la que se divisaba una inmensa y cuidadísima cancha rodeada de una simétrica y exuberante naturaleza que le daba al lugar un aspecto impecable: todos los verdes brillaban bajo un sol de primavera espectacular.Comenzó el partido, y a pesar de los esfuerzos que hicieron por contarme las reglas del juego, no acabé de entender muchas de las cosas que iban sucediendo en él, pero ¡qué más me daba! De lo que se trataba era de echar un vistazo a un, para mí, desconocido deporte, del que parecían disfrutar más los jugadores que el público. Lo digo porque entre aquellos se chillaban muchísimo y se les veía muy entregados en el juego; sin embargo, el público seguía las galopadas con escasa pasión, aplaudiendo los goles con relativo entusiasmo. Se diría que en este juego, la flema británica predomina sobre la pasión argentina, que ya es decir.Al finalizar el encuentro, me llamó la atención que los jugadores se sentaran exhaustos bajo una carpa a la vista de un público curioso, que observaba cómo se refrescaban y se recuperaban del esfuerzo. Un cordón de seguridad impedía acercarse hasta ellos.Pero se les podía ver discutir algunas de las jugadas del partido.Me pregunté si eso sería posible con el fútbol, por ejemplo en España: se me hace increíble imaginar un vestuario abierto al público mientras Messi se ducha y se refresca después del partido.La jornada se acabó brindando con champán argentino y regresando a la maravillosa Buenos Aires, donde me esperaban más asuntos que les contaré en la próxima entrega.




0 Comentaris



CURTMETRATGES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÈ ESTIC FENT ARA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Utilitza les fletxes per navegar i fes clic a la imatge per accedir a la pàgina corresponent.

     COMPARTEIX AQUESTA PÀGINA

   VOLS DEIXAR UN COMENTARI?
Si estàs enregistrat amb tricicle.com, escriu el teu email i contrasenya per deixar un comentari. Si no estàs enregistrat, enregistra't ara!

Aqui el teu email
i aqui la contrasenya

» Has oblidat la contrasenya?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com