tricicle logo

castellano
català
english

Accés
Usuaris
Enregistrats

donde estoy? on estic?  »  canal Carles  »  

ARTICLES 'EL MUNDO'


Carles Sans - Articulos 'El Mundo'

Bio Carles Sans
Balls del Mon
Hotel Room

  11 Jul. 2019
  11 Jul. 2019
  20 Jun. 2019
  14 Jun. 2019
  30 May. 2019
  15 May. 2019
  15 Apr. 2019
  18 Mar. 2019
  28 Feb. 2019
  30 Nov. 1999

  07 Jul. 2020
  26 Jun. 2020
  03 Mar. 2020
  12 May. 2020
  26 May. 2020
  09 Jun. 2020
  01 Apr. 2020
  28 Apr. 2020
  17 Apr. 2020
  17 Mar. 2020



Carles Sans - Articulos 'El Mundo'


Rate this Article Clic aqui si
t'agrada això

25 Estrelles
Valoracion
Clic aqui per
deixar un comentari




Los aeropuertos o el "tren de la bruixa"   20 Apr. 2012

LAS SENSACIONES que se viven en un aeropuerto me recuerdan cada día más a las vividas en aquel, no sé si desaparecido, tren que disfrutaba de pequeño en de la bruixa las Festa Major de mi Badalona natal. Recuerdo que dependía de si la bruixa, se mostrase perezosa con la escoba, que recibiera más o menos escobazos. En el aeropuerto ocurre lo mismo, puede depender de con quién te topes para que, incluso, puedas llegar a perder el vuelo.

Hace unos días, corría con un par de maletas hacia el mostrador de una compañía de esas que parecen más de autobuses que una línea aérea, pensando que el peso aproximado permitido por maleta eran 23 quilos, pero me di cuenta del error cuando la señora que me atendió me dijo que era por persona y no por bulto, por poner un ejemplo, yo podía facturar 23 bultos de un quilo pero nunca un bulto de 25. Tuve que pagar exceso de equipaje, que no es barato porque cuesta 10 euros el quilo. Continué hasta el arco de seguridad en el que se apostaba un curioso mix de guardias de seguridad y Guardia Civil juntos. Como es de precepto, me quité todo lo que hay que quitarse. De repente, una guardia de seguridad muy bajita se empeñó en entretenerse a leer la letra minúscula de las etiquetas de cada uno de los frascos de vitaminas que mi mujer llevaba en su maleta. Lo hacía con tanta parsimonia que empecé a temer que podíamos perder el avión. A pesar de indicarle que aquellas cápsulas se componían únicamente de vitaminas y minerales, ella insistía en leérselas una por una, tal vez esperando leer Goma 2, nitroglicerina o tal vez Titadyne. Al ver que me ponía un poco nervioso por lo absurdo de la situación, me pidió las recetas de dichas vitaminas, a lo que le respondí que se las había dado, en su día, al farmacéutico que nos las vendió. Dudó y llamó al superior, que era un Guardia Civil joven, que al ver lo disparatado de la situación nos mandó, afortunadamente, a cerrar maletas y continuar sin más. Eso sí, la señorita bajita se quedó con algunas cremas que excedían los centímetros cúbicos admitidos con una cara de enorme satisfacción. Superado este segundo obstáculo, llegué ante el mostrador que hay antes de acceder al avión. Yo llevaba una mochila más bien pequeña de la que había sacado el ordenador para que no fuera demasiado apretado. Al entregar el billete, una azafata me indica que solamente puedo llevar un bulto para acceder al avión. Le digo que se trata del portátil y que no lo pongo en la maleta para que no se comprima en exceso. «Lo siento, me dice con tono rutinario, pero ha de meterlo dentro para comprobar si su equipaje de mano mide lo reglamentario». Se comprueba en una especie de jaulitas en las que todos intentamos apretujar el equipaje para que quepa sí o sí. Lo chocante del momento fue lo que me dijo a continuación: «Si quiere dentro del avión puede sacar el ordenador, pero aquí no». Es decir, donde realmente parece ser peligroso llevar por separado el portátil de la maleta es en el trayecto de ese mostrador hasta el avión, lo que viene a ser el llamado , porque dentro del aparato ya no imfinger porta. Una bobada más, que superé mordiéndome la lengua.

Ya ven. Un tren de la bruixa, eso sí, menos divertido que el de antaño.

 




0 Comentaris



CURTMETRATGES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÈ ESTIC FENT ARA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Utilitza les fletxes per navegar i fes clic a la imatge per accedir a la pàgina corresponent.

     COMPARTEIX AQUESTA PÀGINA


     ENVIAR A UN AMIC/GA
Enviar a un amic/ga<br> Per enviar aquesta pàgina a altres persones omple les següents caixes. Aquestes dades NO queden enregistrades al nostre sistema.
El teu email

L'email de l'amic/ga
  

   VOLS DEIXAR UN COMENTARI?
Si estàs enregistrat amb tricicle.com, escriu el teu email i contrasenya per deixar un comentari. Si no estàs enregistrat, enregistra't ara!

Aqui el teu email
i aqui la contrasenya

» Has oblidat la contrasenya?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com