tricicle logo

castellano
català
english

Accés
Usuaris
Enregistrats

donde estoy? on estic?  »  canal Carles  »  

ARTICLES 'EL MUNDO'


Carles Sans - Articulos 'El Mundo'

Bio Carles Sans
Balls del Mon
Hotel Room

  11 Jul. 2019
  11 Jul. 2019
  20 Jun. 2019
  14 Jun. 2019
  30 May. 2019
  15 May. 2019
  15 Apr. 2019
  18 Mar. 2019
  28 Feb. 2019
  30 Nov. 1999

  26 Jun. 2020
  12 Jun. 2020
  13 Mar. 2020
  28 Feb. 2020
  14 Feb. 2020
  31 Jan. 2020
  17 Jan. 2020
  03 Jan. 2020
  20 Dec. 2019
  06 Dec. 2019

  07 Jul. 2020
  26 Jun. 2020
  03 Mar. 2020
  12 May. 2020
  26 May. 2020
  09 Jun. 2020
  01 Apr. 2020
  28 Apr. 2020
  17 Apr. 2020
  17 Mar. 2020



Carles Sans - Articulos 'El Mundo'


Rate this Article Clic aqui si
t'agrada això

9 Estrelles
Valoracion
Clic aqui per
deixar un comentari




Abdicacin, dimisin y otras epidemias   16 Jun. 2014

NO HACE mucho, mientras en otras democracias más avanzadas se dimitía con  frecuencia aunque el indicio fuese pequeño, en este país nunca nadie dimitía pasara lo que pasara; aquí los políticos se agarraban al cargo hasta cuando no había  por dónde. Pero recientemente, y por sorpresa, un variado número de personas  han dicho: «Lo dejo».


Gente que, hasta hace poco, parecía imposible poder moverla de su silla. Responsables de cargos y ámbitos muy dispares  que, aunque sea un error meterlos todos  en el mismo saco, tienen en común el hecho de ser personas con un nivel de influencia y repercusión muy importante  sobre el colectivo en el que desarrollaban  su respectiva actividad profesional.


Está claro que no es lo mismo que dimita el Rey Juan Carlos que un edil de Pontevedra: la repercusión es mucho más notable por su trascendencia en el primer  abandono que en el segundo; pero de  cualquier forma, ambos son importantes  por lo que significa que lo deje alguien  con responsabilidad pública. Salvo Sandro Rosell, la única dimisión relativamente reciente que no corresponde a la vida  política, en este país del que nunca se dimite, es la del Rey, aunque se le llame abdicar, que es lo mismo que ha hecho el líder de los socialistas catalanes Pere Navarro.


Y es que cuando un coche da demasiadas vueltas de campana acaba por expulsar a su ocupante, o al menos eso dicen.   Luego, a finales de abril, y hablando de  Cataluña, se fue Manel Prat, el director  de los Mossos, por motivos personales, o  eso dijo. Duran Lleida está anunciando,  en estos días, su posible adiós; Rubalcaba ya ha tirado la toalla al ver que el submarino socialista no remonta; allá en abril  Carles Martí, primer secretario del PSC  en Barcelona, dejaba la dirección de los  socialistas, después de que el otro Martí  también lo dejase (me refiero a Jordi  Martí).


En el ámbito nacional me viene a la memoria el magistrado del Tribunal Constitucional Enrique López al ser pillado en  moto, sin casco y superando con creces el  nivel de alcoholemia permitido. Luego, me  he ido enterando de un goteo bastante curioso de ediles y representantes políticos  de segunda fila y de todos los colores que  han dimitido del cargo por estar imputados, o por haber sido pillados con pruebas  evidentes de malversar esos fondos públicos que acaban siendo la ruina de algunos.


Hay dos cosas que observar: una, el  preocupante número de cargos que han  tenido que dejarlo por haberlo hecho mal,  en contraste con la honradez y la honestidad mostrada  por otros que lo han dejado, simplemente por sentirse incapaces de  continuar. Bravo por ellos. Aunque, si he  de ser sincero, hay por ahí alguno que no  sabría decir por cuál de los dos motivos lo  habrá dejado realmente.


Está muy bien que se vaya quien no se  sienta capaz moral o anímicamente de  continuar. Es muy sano. Lástima que sean  muchos los que todavía no se han enterado de que eso, lo de marcharse, es aconsejable hacerlo antes de que te obliguen.   Lo veo más decoroso. Yo los animo a que  aprovechen la epidemia.



0 Comentaris



CURTMETRATGES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÈ ESTIC FENT ARA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Utilitza les fletxes per navegar i fes clic a la imatge per accedir a la pàgina corresponent.

     COMPARTEIX AQUESTA PÀGINA

   VOLS DEIXAR UN COMENTARI?
Si estàs enregistrat amb tricicle.com, escriu el teu email i contrasenya per deixar un comentari. Si no estàs enregistrat, enregistra't ara!

Aqui el teu email
i aqui la contrasenya

» Has oblidat la contrasenya?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com