tricicle logo

castellano
català
english

Accés
Usuaris
Enregistrats

donde estoy? on estic?  »  canal Carles  »  

ARTICLES 'EL MUNDO'


Carles Sans - Articulos 'El Mundo'

Bio Carles Sans
Balls del Mon
Hotel Room

  11 Jul. 2019
  11 Jul. 2019
  20 Jun. 2019
  14 Jun. 2019
  30 May. 2019
  15 May. 2019
  15 Apr. 2019
  18 Mar. 2019
  28 Feb. 2019
  30 Nov. 1999

  26 Jun. 2020
  12 Jun. 2020
  13 Mar. 2020
  28 Feb. 2020
  14 Feb. 2020
  31 Jan. 2020
  17 Jan. 2020
  03 Jan. 2020
  20 Dec. 2019
  06 Dec. 2019

  07 Jul. 2020
  26 Jun. 2020
  03 Mar. 2020
  12 May. 2020
  26 May. 2020
  09 Jun. 2020
  01 Apr. 2020
  28 Apr. 2020
  17 Apr. 2020
  17 Mar. 2020



Carles Sans - Articulos 'El Mundo'


Rate this Article Clic aqui si
t'agrada això

27 Estrelles
Valoracion
Clic aqui per
deixar un comentari




Que cambie yo?   13 Sep. 2016

SIEMPRE SE dice que los políticos dan más decepciones que alegrías. Cuando hacen bien las cosas damos por sentado que es lo que les toca hacer y por tanto en nada hay que agradecer ya que están cumpliendo con su obligación, adquirida con los votos que les confiamos para que gobiernen. Sin embargo, cuando hacen las cosas mal, que para la mayoría de los mortales es casi siempre, entonces nos metemos con ellos asegurando que no valen
para nada. Si, además, algunos se comportan de forma vergonzosa y nos traicionan prevaricando, malversando o mintiendo, entonces nos colman de razones para agrandar aún más la mala fama que les atribuimos.

No hace mucho tuve la ocasión de volver a ver algunas portadas de Hermano Lobo, aquel desaparecido semanario de humor de la época de la Transición. En una de ellas, el admirado y fallecido Manolo Summers dibujó un chiste maravilloso en el que se veía a un político que desde el balcón de un edificio oficial, y ante la atenta mirada de un numeroso grupo de congregados, comenzaba su discurso con un «Señoras y señores», a lo que uno desde abajo le increpaba con un: «¡Mentira!» Un divertidísimo ejemplo de la poca fe que ha tenido siempre el ciudadano con cualquier cosa que salga de un político. Y ahora, tal como estamos, a vistas de unas vergonzantes terceras elecciones, la ciudadanía ya no sabe qué añadir a tanto descrédito. La cuestión es que mucha gente no sabe ya a quién votar. Bueno, sólo los
que votan siempre a los mismos no tienen ese problema, una opción que personalmente me parece que niega la oportunidad que nos otorga el sistema democrático para dar o quitar la confianza a un partido por una buena o mala gestión de gobierno. Votar a «los tuyos» lo hayan hecho bien o no, me parece una barbaridad. Hay quien es de un partido como de un club de fútbol, al que no se abandona de por vida y se le perdonan los fallos y las derrotas. Comprendo que, si es usted de derechas o de izquierdas, le incomode votar a un partido de ideología enfrentada a la suya; pero ahora que han llegado nuevas formaciones políticas con matices de derechas y también de izquierdas, el voto cautivo no tiene por qué serlo.

Tengo una pregunta para los Sánchez, Rajoy, Iglesias y Riveras, y todos los demás: ¿Por qué debemos volver a votarles a ustedes? Es decir, si el empecinamiento en no cambiar que tienen cada una de sus fuerzas políticas bloquea la situación, ¿por qué hemos de desbloquearla nosotros cambiando nuestro voto? Resulta que como ustedes no son capaces de cambiar su postura, nos piden ahora que seamos nosotros quienes cambiemos la nuestra. ¿Y eso por qué? Miren. Las elecciones del 20 de diciembre yo ya voté a un partido sin demasiado convencimiento, pero lo hice por no votar a quienes estaba seguro que no quería que gobernasen. En las del 26 de junio pensé que debía de volver a votar a los mismos, entre otras cosas porque eran en quienes menos desconfiaba, y ahora me piden que piense otra cosa para las del próximo diciembre, ya que de nuevo no consiguen ustedes pactar para resolver las muchas urgencias que tiene este país.

¿Dónde quieren ir a parar? O mejor, ¿dónde quieren que vaya a parar España? Cambien ustedes y no yo. Los ciudadanos ya hemos cumplido con nuestra obligación de votar y ustedes no han querido ni sabido corresponderles. No nos pidan que cambiemos nosotros; si acaso somos nosotros quienes les pedimos a ustedes que cambien, y si no pueden o no saben, márchense.



0 Comentaris



CURTMETRATGES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÈ ESTIC FENT ARA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Utilitza les fletxes per navegar i fes clic a la imatge per accedir a la pàgina corresponent.

     COMPARTEIX AQUESTA PÀGINA

   VOLS DEIXAR UN COMENTARI?
Si estàs enregistrat amb tricicle.com, escriu el teu email i contrasenya per deixar un comentari. Si no estàs enregistrat, enregistra't ara!

Aqui el teu email
i aqui la contrasenya

» Has oblidat la contrasenya?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com