tricicle logo

castellano
català
english

Acceso
Usuarios
Registrados

donde estoy? ¿dónde estoy?  »  canal Carles  »  

ARTÍCULOS PRENSA


Carles Sans - Articulos Prensa

Bio Carles Sans
Bailes del Mundo
Hotel Room


Carles Sans - Articulos Prensa


Rate this Article Click aquí si te
gusta esto

50 Estrellas
Valoracion
Click aquí para
dejar un comentario




Estrés y libertad   19 Mar. 2018

HACE TIEMPO que los medios de comunicación ejercen una influencia cada vez más acusada sobre el ser de mil cabezas, tal como lo denomina el filósofo Peter Sloterdijk, llamado sociedad; ese grupo ingente e indeterminado de millones de personas que comparten una historia en común y que participan en proyectos destinados a su propia supervivencia. Según él, ese gran cuerpo político se mueve por el estrés, entendido este como un sistema que genera preocupaciones, que se agobia a sí mismo y que se precipita hacia delante con el objeto de conservar un tono de permanente inquietud sostenido día a día, año a año. Para él, una nación es un colectivo que ha de conseguir la inquietud común por el bien de su existencia. De manera que una sociedad debe abrigar, por su propio interés de conservación, un flujo constante de temas más o menos estresantes que se ocupe de la sincronización emocional de los individuos para crear una comunidad de preocupaciones y estímulos que se irán renovando a diario, si es posible. De ahí que los medios de información resulten indispensables para la producción de ese estrés social. En su libro Estrés y Libertad, editado por Ediciones Godot, dice: «Solo los medios son capaces, a través de una oferta que es un torrente incesante de temas irritantes, de mantener unido a un colectivo dispar». Se entiende que cada medio se dedica a determinados colectivos que piensan de determinada manera y que sin embargo están inmersos dentro del mismo cuerpo social. Sigue diciendo, y no puedo estar más de acuerdo con él, que la tarea de los medios consiste en «evocar y provocar al colectivo en tanto tal, presentando propuestas nuevas cada día, a cada hora, con objeto de excitar, indignar, llenar de envidia, y de una exaltación que genera una multitud de sensaciones que apuntan al sentimentalismo, al miedo y a la indiscreción de sus miembros». Creando, con ello, la cohesión social en base a una cierta excitación sincrónica que nos mantiene en estrés, sin el cual la sociedad no se sostendría. De este modo, como miembros de un numeroso colectivo, somos conducidos por la senda que los medios nos marcan con la engañosa sensación de que somos nosotros quienes decidimos tomarla. Nuestra capacidad de elección se reduce a escogerla, sin reparar que la dirección que toma la eligen ellos.

Obsérvese, por poner ejemplos recientes, cómo en los últimos meses se nos ha movilizado por temas como Cataluña, Diana Quer, feminismo e igualdad, las pensiones y, de vueltas con una desaparición, esta vez la de un niño, Gabriel Cruz, tristemente asesinado. Todos ellos temas generadores de estrés en un colectivo fácilmente movilizable mediante las emociones, creando grupos de opinión que provocan el avance permanente de la sociedad. Llevo tiempo escribiendo y observando esa generación de conflictos en los medios, que a la postre son empresas cuyo objetivo, además de informar, es el de obtener un beneficio que depende de oyentes, lectores o espectadores y financiados muchas veces por grupos empresariales con intereses políticos y que actúan como creadores de estrés.
 
¿Es posible que como individuos podamos escapar de esta dinámica perversa que mueve el mundo? ¿Se puede hallar la libertad que nos aleje del colectivo sustentado por el estrés? Sloterdijk dice que sí. Que es libre quien logra conquistar la despreocupación. Y según Rousseau el individuo despreocupado es libre, y como tal descubre que es el hombre más inútil del mundo, y eso está muy bien.




0 Comentarios



CORTOMETRAJES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÉ ESTOY HACIENDO AHORA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Usa las flechas para navegar y pulsa en la imagen para acceder a la página correspondiente.

     COMPARTE ESTA PÁGINA

   ¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?
Si estás registrado con tricicle.com, escribe tu email y contraseña para dejar un comentario. Si no estás registrado, ¡regístrate ahora!

Escribe aqui tu email
y aqui tu clave

» ¿Has olvidado tu contraseña?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com