tricicle logo

castellano
català
english

Acceso
Usuarios
Registrados

donde estoy? ¿dónde estoy?  »  canal Carles  »  

ARTÍCULOS PRENSA


Carles Sans - Articulos Prensa

Bio Carles Sans
Bailes del Mundo
Hotel Room


Carles Sans - Articulos Prensa


Rate this Article Click aquí si te
gusta esto

49 Estrellas
Valoracion
Click aquí para
dejar un comentario




Usted tiene estrés   17 May. 2018

«TIENES LA espalda contracturada», me dice el masajista habitual que periódicamente cuida de mis músculos. Al parecer, me explica, entre otros motivos las contracturas musculares provienen de un exceso de estrés, motivo recurrente de los médicos y fisioterapeutas  cuando no saben muy bien lo que nos pasa. Cuando era más joven recuerdo haber ido a un  médico para que me tratara unos fuertes dolores de cabeza; después de haberme hecho muchas pruebas no se evidenció nada sobre las causas, por lo que el médico optó por diagnosticarme estrés. Con el tiempo descubrí el verdadero motivo.

Salvo que seas un rentista o que carezcas de responsabilidades que asumir, todos los que desempeñamos un trabajo desarrollamos tensión, que, acumulada en el tiempo y con cierta intensidad, desemboca en el llamado estrés. De manera que ninguna persona a la que se le diagnostique estrés le va a extrañar, ya que todos andamos ocupados en actividades que conllevan un exceso de tensión que te transforma en un estresado. Mi madre, cuando le contaba que me dolía eso o aquello me decía: «Eso son nervios», la versión antigua del «usted tiene estrés». No digo que algunas veces éste no sea la causa de muchas patologías; seguro que sí: simplemente pongo en duda que siempre que lo diagnostican hayan constatado que así sea. Y me pregunto: ¿no será el estrés el culpable al que siempre invocamos y que nos sirve de excusa cuando no sabemos qué nos ocurre? No hay nada más turbador que ver vacilar a tu médico cuando quieres saber qué tienes; por eso a veces deciden, sin dudarlo, soltar el dichoso diagnóstico. Que ningún fisioterapeuta ni ningún médico se me enfade por ello; seguro que me equivoco y pensarán que me valgo de sus vacilaciones para ponerlos en duda.

Hace un par de años visité mi enésimo osteópata para que me mirase mis desgastadas cervicales, y para que me resolviera unas dolorosas molestias situadas en la parte baja de la espalda, la zona lumbar. Me lo había recomendado un amigo y era mi primera visita. Fui con cierto temor porque, según me dijeron, era de los que manipulaban el esqueleto del paciente con brusquedad y lo recomponía a base de manipulaciones violentas e inesperadas. Antes de entrar a su despacho dejé salir a un paciente que iba en silla de ruedas, y me pregunté medio en broma, medio en serio, si antes de la visita habría entrado ya con ella.

El osteópata, muy afable, me estuvo interrogando sobre mis dolencias y me hizo sentar sobre la camilla de rigor. A los pocos minutos, mientras me pedía que me relajase, me abrazaba fuertemente por detrás y empujaba con mucha fuerza la columna vertebral. Fueron movimientos sincopados que me hacía pronosticar el inmediato quebrantamiento de mi espina dorsal. Después de varios chasquidos, me agarró la cabeza y apenas tuve tiempo de encomendarme a la divina providencia antes de que blandiera mi cabeza con la fuerza de un portero de discoteca y la sacudiera en varias direcciones, consiguiendo un sinfín de sonidos internos que yo ignoraba que fuera capaz de emitir. Mientras esto sucedía, mis pensamientos iban dirigidos a cómo sobrellevaría mi nueva vida en una silla de ruedas. Esperaba oír en cualquier momento el chasquido definitivo.

Por fortuna, aquello se acabó sin más sobresaltos y salí por mi propio pie de la consulta. Las contracturas desaparecieron, pero por desgracia al día siguiente el estrés que me había causado aquella sesión me provocó nuevas y desconocidas contracturas. 




0 Comentarios



CORTOMETRAJES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÉ ESTOY HACIENDO AHORA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Usa las flechas para navegar y pulsa en la imagen para acceder a la página correspondiente.

     COMPARTE ESTA PÁGINA

   ¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?
Si estás registrado con tricicle.com, escribe tu email y contraseña para dejar un comentario. Si no estás registrado, ¡regístrate ahora!

Escribe aqui tu email
y aqui tu clave

» ¿Has olvidado tu contraseña?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com