tricicle logo

castellano
català
english

Acceso
Usuarios
Registrados

donde estoy? ¿dónde estoy?  »  canal Carles  »  

ARTÍCULOS 'EL MUNDO'


Carles Sans - Articulos 'El Mundo'

Bio Carles Sans
Bailes del Mundo
Hotel Room

  11 Jul. 2019
  11 Jul. 2019
  20 Jun. 2019
  14 Jun. 2019
  30 May. 2019
  15 May. 2019
  15 Apr. 2019
  18 Mar. 2019
  28 Feb. 2019
  18 Feb. 2019

  07 Jul. 2020
  26 Jun. 2020
  09 Jun. 2020
  26 May. 2020
  12 May. 2020
  28 Apr. 2020
  17 Apr. 2020
  01 Apr. 2020
  17 Mar. 2020
  03 Mar. 2020



Carles Sans - Articulos 'El Mundo'


Rate this Article Click aquí si te
gusta esto

242 Estrellas
Valoracion
Click aquí para
dejar un comentario




El blgaro, la vainilla y un jubilado   22 May. 2008

En varias ocasiones, los periodistas nos han preguntado de que se ríen aquéllos qué se dedican a hacer reír a los demás. Está claro que en nuestro caso somos como Dios: uno y trino. Quiero decir que en lo profesional nos hacen reír las mismas cosas, y que en lo cotidiano, cada uno se ríe de situaciones distintas.
Desde mi más tierna infancia a mí me han hecho reír aquellos episodios en los que las personas se ven envueltas en momentos embarazosos, inesperados y rayanos al ridículo. Las tradicionales caídas, los golpetazos inesperados, los he celebrado por igual en mi niñez que ahora en mi madurez.
Hay quien piensa que reírse de esas cosas es inapropiado a ciertas edades. Sin embargo, soy de la opinión que las caídas, los golpes y la pérdida pública de cierto grado de dignidad puede ser divertido, evidentemente más para el que lo contempla que para el que lo sufre.
Comprenderán entonces porque me partí de risa hace unos días cuando, mientras caminaba por las Ramblas comiendo un búlgaro (rollito de bizcocho relleno de chocolate), ese pastelito me pareció demasiado dulce como para comérmelo entero y decidí echarlo a una papelera. Lo lancé despreocupadamente en su interior, con tan mala fortuna que golpeó una cucharilla de plástico que estaba dentro de un bote de helado derretido, que a su vez emergió con tal fuerza del fondo de la papelera que salió dando giros en el aire y esparció el helado hasta ir a parar sobre las mangas y un hombro de la chaqueta de un jubilado. Este, ajeno a lo que le venía encima, esperaba hierático que el semáforo le dejase cruzar. Lamparones de vainilla con incrustaciones de chocolate se extendieron por la cazadora de aquel pobre hombre, quien me interrogó con la mirada intentando comprender lo que le acababa de ocurrir. Yo, perplejo y algo avergonzado, no se me ocurrió otra cosa que exclamar: «¡Qué mala suerte!», a lo que él, atónito, me respondió: «Pues sí »
No creo que fuera demasiado acertado intentar eliminar la vainilla con una servilletita de papel que había quedado entre mis manos, ya que los regueros avanzaban imparables hasta el puño de la cazadora. Por su parte, el pobre señor, intentaba hacer lo mismo con uno de esos pañuelos que solo llevan los jubilados, empeorando el desastre hasta un extremo irremediable.
Cuando vi que el desperdicio era un hecho y no había marcha atrás, le miré y le dije lo mucho que lo sentía, a lo que el me respondió con un golpe de cabeza, de esos que se dan al recibir un pésame.
Me marché y empecé a reír sin poder parar hasta media hora después, cuando llegué a una reunión, en la que, alborozado, conté a mis colegas el episodio del jubilado y la vainilla Nada. No vieron nada de gracioso en el asunto; más bien al contrario, al parecer: les despertó una inesperada compasión hacia el pobre jubilado.
De modo que concluí que no a todos nos hace reír lo mismo, o tal vez es que yo sólo me río con lo que no tiene gracia .




0 Comentarios



CORTOMETRAJES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÉ ESTOY HACIENDO AHORA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Usa las flechas para navegar y pulsa en la imagen para acceder a la página correspondiente.

     COMPARTE ESTA PÁGINA


     ENVIAR A UN AMIGO
Enviar a un amigo<br> Para enviar esta página a otras personas rellena las siguientes casillas. Esos datos NO quedan registrados en nuestro sistema.
Aqui tu Email

El Email de tu amig@
  

   ¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?
Si estás registrado con tricicle.com, escribe tu email y contraseña para dejar un comentario. Si no estás registrado, ¡regístrate ahora!

Escribe aqui tu email
y aqui tu clave

» ¿Has olvidado tu contraseña?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com