tricicle logo

castellano
català
english

Acceso
Usuarios
Registrados

donde estoy? ¿dónde estoy?  »  canal Carles  »  

ARTÍCULOS 'EL MUNDO'


Carles Sans - Articulos 'El Mundo'

Bio Carles Sans
Bailes del Mundo
Hotel Room

  11 Jul. 2019
  11 Jul. 2019
  20 Jun. 2019
  14 Jun. 2019
  30 May. 2019
  15 May. 2019
  15 Apr. 2019
  18 Mar. 2019
  28 Feb. 2019
  18 Feb. 2019

  26 Jun. 2020
  12 Jun. 2020
  13 Mar. 2020
  28 Feb. 2020
  14 Feb. 2020
  31 Jan. 2020
  17 Jan. 2020
  03 Jan. 2020
  20 Dec. 2019
  06 Dec. 2019

  07 Jul. 2020
  26 Jun. 2020
  09 Jun. 2020
  26 May. 2020
  12 May. 2020
  28 Apr. 2020
  17 Apr. 2020
  01 Apr. 2020
  17 Mar. 2020
  03 Mar. 2020



Carles Sans - Articulos 'El Mundo'


Rate this Article Click aquí si te
gusta esto

31 Estrellas
Valoracion
Click aquí para
dejar un comentario




Una temporada en Madrid   15 Nov. 2012

HACE APROXIMADAMENTE un mes, en una cena que se celebró en el Saló de les Drassanes Reials de Barcelona, la Asociación de amigos, vecinos y comerciantes de La Rambla nos concedían la distinción de Ramblistes d Honor de este año. Esa noche, compartimos mesa con el President Artur Mas, el Alcalde Xavier Trías, el President de la Associació y algunos ilustres invitados más. Recuerdo que al día siguiente, junto a mis compañeros de Tricicle, estrenábamos el nuevo espectáculo en Madrid con la idea de estar una larga temporada. Al final del acto, el President Mas, con el cual no tuve ocasión de conversar durante la cena porque nos separaban unos cuantos comensales, se despidió de mí sonriente y diciéndome algo así como: «Que us vagi bé a Madrid, i sobretot, no us deixeu avasallar...».

Tal y como estaba, y sigue estando el «patio del independentismo», la verdad es que yo no las tenía todas de lo que nos podía esperar en la capital, y por un momento tuve la sensación de que el President me estaba mandando al frente. Me sentí como uno de aquellos highlanders escoceses que, armados con la gaita de guerra, se les colocaba en primera línea de combate con la intención, supongo, de ensordecer al adversario, pero que caían como moscas por culpa de la fusilería enemiga.

Andábamos expectantes por las posibles preguntas que, a propósito de la situación catalana, podía hacernos la prensa madrileña; sin embargo, en la rueda de prensa y posteriores entrevistas, nadie sacó el tema y todas las preguntas transcurrieron por los cauces estrictamente profesionales. Afortunadamente, cuatro semanas más tarde, el público de Madrid responde masivamente porque nadie ha cometido el error de mezclar churras con merinas.

Otra cosa distinta es en la intimidad. Entonces el tema del independentismo sí que surge a las primeras de cambio. Llevo varias cenas en las que, a la altura de los postres, comienza un sutil interrogatorio que en el transcurso de la conversación se vuelve más grueso y resbaladizo. Un servidor hace ya tiempo que se ha propuesto no hablar de Cataluña con mis queridos amigos de Madrid porque a menudo he comprobado cómo se torcían apacibles veladas por culpa de la política. Por mi natural condición de catalán, esos amigos están deseosos de conocer mi opinión sobre las inquietudes independentistas, y yo no hago más que decepcionarles porque me niego a hablar del asunto, y no porque no tenga una opinión, que la tengo, sino porque estoy convencido de que llegaría el momento en que la conversación derivaría en un pequeño desacuerdo y el desacuerdo nos llevaría a la discusión.

He observado que en este tipo de conversaciones, digamos tan sensibles, casi siempre ocurre que si el que interpela percibe que al arranque de la conversación, ni que sea por cortesía, le estás dando la razón, se crece en sus argumentos hasta extremos, a veces, difíciles de aceptar, momento en el que personalmente no siempre consigo morderme la lengua y me entrego a la discusión, discusión que genera tensión y ya sabemos que de la tensión al enfado hay un paso. Y con mis amigos de Madrid no me quiero enfadar, porque, ya lo he dicho y lo repito, son excelentes.

Por cierto, de entre el público, un único comentario que me conmovió: «No os independicéis que nos hacéis polvo...».



0 Comentarios



CORTOMETRAJES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÉ ESTOY HACIENDO AHORA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Usa las flechas para navegar y pulsa en la imagen para acceder a la página correspondiente.

     COMPARTE ESTA PÁGINA

   ¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?
Si estás registrado con tricicle.com, escribe tu email y contraseña para dejar un comentario. Si no estás registrado, ¡regístrate ahora!

Escribe aqui tu email
y aqui tu clave

» ¿Has olvidado tu contraseña?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com