tricicle logo

castellano
català
english

Acceso
Usuarios
Registrados

donde estoy? ¿dónde estoy?  »  canal Carles  »  

ARTÍCULOS 'EL MUNDO'


Carles Sans - Articulos 'El Mundo'

Bio Carles Sans
Bailes del Mundo
Hotel Room

  11 Jul. 2019
  11 Jul. 2019
  20 Jun. 2019
  14 Jun. 2019
  30 May. 2019
  15 May. 2019
  15 Apr. 2019
  18 Mar. 2019
  28 Feb. 2019
  18 Feb. 2019

  26 Jun. 2020
  12 Jun. 2020
  13 Mar. 2020
  28 Feb. 2020
  14 Feb. 2020
  31 Jan. 2020
  17 Jan. 2020
  03 Jan. 2020
  20 Dec. 2019
  06 Dec. 2019

  07 Jul. 2020
  26 Jun. 2020
  09 Jun. 2020
  26 May. 2020
  12 May. 2020
  28 Apr. 2020
  17 Apr. 2020
  01 Apr. 2020
  17 Mar. 2020
  03 Mar. 2020



Carles Sans - Articulos 'El Mundo'


Rate this Article Click aquí si te
gusta esto

19 Estrellas
Valoracion
Click aquí para
dejar un comentario




Todos llevamos un sobre dentro   15 Jul. 2014

DE PEQUEÑO, mi madre me llevaba al  Circo Monumental. Para comprar las entradas del espectáculo debíamos hacer cola un buen rato. Una vez llegábamos a la  taquilla, las mejores entradas, las que mi  madre pretendía adquirir, estaban siempre agotadas. A pesar de nuestras súplicas reiteradas, el «no» de la taquillera era  persistente.

Cuando aquello ya no parecía tener  ningún remedio, con mucha discreción mi  madre sacaba del monedero un dinerito  adicional y lo colocaba disimuladamente  en un rincón al alcance de la taquillera.   Inmediatamente la negativa se transformaba, como por arte de magia, en localidades de pista, justo las que queríamos.   Aquello era muy común: los sobresueldos  que entonces se sacaban las taquilleras  era algo consustancial con su trabajo y  nadie lo cuestionaba de ninguna manera.   Se trataba de un favor a cambio de una  inocente propinilla. Con los años, este  comportamiento ha ido admitiéndose y  expandiéndose con mucha naturalidad en  otras profesiones.

Alguien escribió una vez que, a lo largo  de la vida cada uno de nosotros es susceptible de ser sobornado al menos en una  ocasión. Es posible que para reconocerlo,  primero tengamos que aceptar la palabra  soborno cuando propina, gratificación,  compensación o recompensa bajo mano,  nos sonaría mejor. Digamos que un favor  recompensado, ya no es tan favor, sino un  intercambio que beneficia a uno o a varios, muchas veces en detrimento de  otros.

Si bien siempre habíamos sospechado  que las gratificaciones encubiertas, las  dietas infladas, el desvío de subvenciones  o los sobres bajo mano eran frecuentes en  esta España nuestra, la crisis ha evidenciado abiertamente el favoritismo y el  mangoneo del que han hecho gala algunos políticos, constructores, banqueros y  también la gente de a pie.

Hace unos años, en plena burbuja inmobiliaria, cené con un grupo de personas en  el que había un promotor inmobiliario que  nos estuvo contando el método que había  utilizado para sobornar a algunos concejales de urbanismo cuando quiso recalificar unos terrenos. Lo hizo con la gracia torera del que cuenta un mérito en forma de  batallita y no una vergüenza, incluso alguno le rió las gracias una y otra vez. Hace  unos días, estando en Ibiza, me contaba el  abogado de un millonario que cada vez  que éste celebra una fiesta en su casa, unta al vecino con 3.000 euros para que no  se moleste y no le denuncie por ruido.

Si bien no se trata de un soborno, sino  de una compensación, lo uso como ejemplo de la facilidad con la que el dinero es  capaz de modificar y transformar las voluntades de cualquiera. Y así van las cosas. Para algunos el cabreo dura hasta  donde llega la compensación que lo elimina o, al menos, lo reduce. Otro ejemplo es  el que sigue: un conocido mío, al vender  su piso a un ciudadano suizo le insinuó si  había la posibilidad de cobrar una parte  en negro, a lo que el suizo estuvo a punto  de anular la compra. Aquella propuesta le  pareció, lo que realmente era: un delito.   Lo curioso es que mi amigo español aún  no ha sido capaz de comprender tanto enfado...






0 Comentarios



CORTOMETRAJES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÉ ESTOY HACIENDO AHORA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Usa las flechas para navegar y pulsa en la imagen para acceder a la página correspondiente.

     COMPARTE ESTA PÁGINA

   ¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?
Si estás registrado con tricicle.com, escribe tu email y contraseña para dejar un comentario. Si no estás registrado, ¡regístrate ahora!

Escribe aqui tu email
y aqui tu clave

» ¿Has olvidado tu contraseña?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com