tricicle logo

castellano
català
english

Acceso
Usuarios
Registrados

donde estoy? ¿dónde estoy?  »  canal Carles  »  

ARTÍCULOS 'EL MUNDO'


Carles Sans - Articulos 'El Mundo'

Bio Carles Sans
Bailes del Mundo
Hotel Room

  11 Jul. 2019
  11 Jul. 2019
  20 Jun. 2019
  14 Jun. 2019
  30 May. 2019
  15 May. 2019
  15 Apr. 2019
  18 Mar. 2019
  28 Feb. 2019
  18 Feb. 2019

  26 Jun. 2020
  12 Jun. 2020
  13 Mar. 2020
  28 Feb. 2020
  14 Feb. 2020
  31 Jan. 2020
  17 Jan. 2020
  03 Jan. 2020
  20 Dec. 2019
  06 Dec. 2019

  07 Jul. 2020
  26 Jun. 2020
  09 Jun. 2020
  26 May. 2020
  12 May. 2020
  28 Apr. 2020
  17 Apr. 2020
  01 Apr. 2020
  17 Mar. 2020
  03 Mar. 2020



Carles Sans - Articulos 'El Mundo'


Rate this Article Click aquí si te
gusta esto

239 Estrellas
Valoracion
Click aquí para
dejar un comentario




Diga usted perdn y ya est   26 May. 2005

Samuel Eto''o pide disculpas por haber llamado cabrón al Madrid.

Quien más quien menos, todos hemos sido castigados alguna vez (en la escuela, en casa, en la mili o incluso por la ley) para que nos arrepintamos y no volvamos a cometer otra fechoría. La mejor muestra de arrepentimiento es solicitar el perdón del ofendido.

Pedir disculpas siempre se ha considerado un acto que honra, socialmente, a la persona que lo practica, porque sabemos lo difícil que resulta superar nuestro amor propio y reconocer con humildad el error cometido. Pero para muchos supone un reconocimiento de derrota y tal vez por eso, antes de llegar a disculparse, buscan justificaciones difíciles de sostener que rara vez sirven de argumento para no tener que acabar diciendo: «lo siento».Sin embargo, reconocer un error no debe suponer una derrota, sino la honesta y simple afirmación de que la razón no está de nuestra parte. Pedir perdón es, pues, un acto loable, porque requiere una dosis considerable de humildad para quien lo pide y, por ello, suele complacer a su destinatario, que reconoce el esfuerzo de un arrepentimiento supuestamente sincero.

Y es ahí donde aparecen mis dudas: la sinceridad del arrepentido. Últimamente la gente pide demasiadas veces perdón. Como si se tratara de un formulismo, de un infalible salvoconducto hacia la expiación de la culpa. El que va diciendo «perdón» mientras se abre paso a empujones entre la multitud se cree autorizado a poder seguir avanzando (y empujando). En otro ámbito, el de los tribunales, no hay abogado que no aconseje a su cliente que, de entrada, manifieste su arrepentimiento por lo cometido, ya que eso puede atenuar su condena.

Y en política hay arrepentimientos simbólicos, como el perdón que un estado pide a otro por magnicidios históricos acaecidos tiempo ha. Y yo me sigo preguntando: ¿cuántas veces hemos pedido perdón más por zanjar un incómodo asunto, que por creer que somos responsables del mismo?

Recientemente hemos vivido el caso de Samuel Eto''o, que ha pedido disculpas por haber llamado cabrón al Madrid. No digo que Eto''o no se haya arrepentido del hecho en sí. Lo que me temo es que le ha movido más la conveniencia de ponerse a bien con los ofendidos que el sentirse verdaderamente culpable de la ofensa.

Una vez pedido el perdón, la mayoría de medios han echado tierra al asunto, e incluso los jugadores del equipo rival se han contentado con ello. ¡Magnífico! Bien está lo que bien acaba. Sin embargo, me gustaría recordar que no basta con pedir sino que hay que sentir. Claro que es dificilísimo averiguar quien siente y quien miente...

Eso es como aquel creyente que se confesaba más para achicar sus pecados que por arrepentirse de haberlos cometido. Hoy parece que lo importante es pedir perdón, lo de menos es la sinceridad que haya en ello.




0 Comentarios



CORTOMETRAJES

Polvo Eres 1997

David 1995

Quien mal anda mal acaba 1993

A la Mañana Siguiente

La Casa del Terror



     QUÉ ESTOY HACIENDO AHORA?
FlashNifties Flash Slideshow

Oops!

It looks like you don't have flash player 6 installed. Click here to go to Macromedia download page.


Usa las flechas para navegar y pulsa en la imagen para acceder a la página correspondiente.

     COMPARTE ESTA PÁGINA

   ¿QUIERES DEJAR UN COMENTARIO?
Si estás registrado con tricicle.com, escribe tu email y contraseña para dejar un comentario. Si no estás registrado, ¡regístrate ahora!

Escribe aqui tu email
y aqui tu clave

» ¿Has olvidado tu contraseña?

Tricicle Business
Tricicle Companyia Teatral S.L.
Passeig de Gràcia, 20 1r 2a
08007 Barcelona
Tel. + (34) 93 317 4747
Fax. + (34) 93 318 0806
Email tricicle@tricicle.com